Shaolin Wahnam 
Barcelona
Sifu Daniel Pérez
Escuela Shaolinbcn

Salud y Longevidad

CHIKUNG (QIGONG)       

BLOG

CHIKUNG: LOS SEIS SONIDOS SANADORES

Publicado el 29 Ee septiembre Ee 2020 a las 9:30


En la imagen superior, una versión del ejercicio (tenga en cuenta las variaciones según la escuela)

 

 

Por Daniel Pérez


Introducción

Aunque los Seis Sonidos Curativos es un ejercicio famoso del Chikung, no forma parte del programa de nuestra escuela, pero dada su importancia histórica, incluyo la siguiente explicación, a continuación.

Historia

 

 

Los Seis Sonidos Curativos (también llamados Liuzijue, o 六字诀 en Chino) es una antigua técnica respiratoria china para promover la salud y la longevidad. El registro más temprano de ésta técnica aparece escrito en una obra de Tao Hongjng, un médico, Taoísta, alquimista y astrólogo que vivió entre el 456 y el 536 de nuestra era.

 

Con el paso de los siglos, los Seis Sonidos Curativos han pasado por varias modificaciones hechas por importantes médicos orientales y monjes como Sun Simiao (un patriarca de la medicina) y Zhiyi (un monje Budista).

 

 

Sin embargo, debido a la falta de una norma estandarizada de transcripción fonética del chino hasta hace poco, existía mucha confusión sobre cómo se pronunciaban los sonidos.

 

 

En 2003, una comisión de expertos lingüistas revisó y estudió todas las versiones existentes, y hoy día, los Seis Sonidos Curativos se promueven como un tipo de Qigong (Chikung) para la promoción de la salud.


 

 

 

¿Cómo funcionan los Seis Sonidos Curativos?

 

 

 

En la Medicina Oriental, los cinco órganos principales, Corazón, Hígado, Bazo, Pulmón y Riñón, se asocian a un elemento (fuego, madera, tierra, metal y agua). Y cada órgano tiene asociado un sonido con el que “resuena”.

 

 

Mediante el sonido apropiado, la energía rancia o bloqueada puede ser expulsada y reemplazada por energía limpia y fresca.

 

Cuando el Qi o energía se bloquea debido a una dieta inadecuada, un estilo de vida incorrecto, emociones reprimidas o una constitución débil se vuelve una causa de dolor, incomodidad y enfermedad. Dependiendo de dónde se bloquea el Qi, los síntomas varían. Si ocurre en el Bazo, por ejemplo, el Qi estancado puede manifestarse como hinchazón, dolor abdominal, gases y mala digestión, Si ocurre en el Hígado, puede sentirse dolor en las costillas, cefaleas, problemas de Vesícula o propensión a enfadarse.

 

A su vez, el estancamiento de Qi puede llevar a un estancamiento de Sangre.

 

 

La práctica de los Seis Sonidos Curativos ayuda a mover el Qi bloqueado y a que el cuerpo pueda deshacerse del mismo mediante las vibraciones internas producidas por la respiración y el sonido. Al practicar los Seis Sonidos Curativos, se masajean los órganos para que expulsen el Qi rancio.


 

 

LOS SEIS SONIDOS:

 

 

SONIDO: Xuuii

 

ÓRGANO: Hígado

 

ELEMENTO: Madera

 

EMOCIÓN: Rabia, Enfado, Resentimento


 

 

 

SONIDO: Haaa

 

ÓRGANO: Corazón

 

ELEMENTO: Fuego

 

EMOCIÓN: Crueldad, Odio, Tristeza


 

 

SONIDO: Huuu

 

ÓRGANO: Bazo

 

ELEMENTO: Tierra

 

EMOCIÓN: Preocupación, Ansiedad, Duda


 

 

SONIDO: Sssiiiii

 

ÓRGANO: Pulmones

 

ELEMENTO: Metal

 

EMOCIÓN: Tristeza, Melancolía


 

 

SONIDO: Xuuiii

 

ÓRGANO: Riñones

 

ELEMENTO: Agua

 

EMOCIÓN: Miedo, Fobia, Terror


 

 

SONIDO: Xiiii

 

ÓRGANO: Triple Calentador

 

* El Triple Calentador no es un órgano físico, sino un camino energético que abarca las zonas superior, media e inferior del cuerpo, una de sus funciones principales es regular el Qi y los Fluidos.


 

 

¿Cómo usar los Seis Sonidos Curativos?

 

 

Hay distintas formas de usar éste método dependiendo de su estado de salud:

 

 

Par mantener la salud, practique los Seis Sonidos en éste orden: Hígado, Corazón, Bazo, Pulmón, Riñón y Triple Calentador, ya que es el orden de generación de los Cinco Elementos.

 

Para mejorar la salud, puede practicar en éste orden: Corazón, Metal, Hígado, Bazo, Riñón y Triple Calentador, ya que es el orden de control de los Cinco Elementos.

 

Si hay una parte de su cuerpo que requiere atención específica, puede practicar sólo el sonido asociado a ese órgano en concreto. Quizá necesite consultar a un especialista en Medicina Oriental para que le dé un diagnóstico de cuál es el órgano en el que debe concentrarse.

 

 

Practique siempre inspirando por la nariz y espirando por la boca. Repita cada sonido seis veces y practique la secuencia (ya sea de los seis o de solo uno sonido), tres veces al día.


 

 

 

Movimientos de apoyo

 

 

Las versiones antiguas solo incluían la respiración sin ningún movimiento, pero a medida que el método evolucionaba se añadieron movimientos para ayudar al flujo de Qi y expulsar mejor el Qi sucio del cuerpo. Estos movimientos son distintos dependiendo de la versión de los Seis Sonidos y es mejor aprenderlos en persona. Todos deben hacerse sin tensión, relajadamente y de forma fluida.

 

También puede practicar los Seis Sonidos Curativos sin los movimientos.


 

 

¿Pronunciar el sonido en voz alta o mentalmente?

 

 

En general es mejor pronunciarlos en voz alta produciendo un sonido audible, así se evita el error de aguantar la respiración o cerrar la boca.

 

Cuando ya domine el método puede notar la vibración interna sin necesidad de generar un sonido externo.

Categorías: Ninguna