Shaolin Wahnam 
Barcelona
Sifu Daniel Pérez
Escuela Shaolinbcn

Salud y Longevidad

CHIKUNG (QIGONG)       

BLOG

5 ELEMENTOS, CHIKUNG Y MEDICINA CHINA

Publicado el 17 Ee diciembre Ee 2019 a las 11:25


CINCO ELEMENTOS DE LA FILOSOFÍA ORIENTAL: SU USO EN LA MEDICNA CHINA Y EL CHIKUNG

 

 

Los Cinco Elementos, o mejor dicho, Cinco Movimientos, de la filosofía oriental son una forma simbólica de describir los cambios naturales o el orden natural de todos los fenómenos. Se aplican a cualquier aspecto de la vida, desde la astronomía, gastronomía, metereología, y más a menudo, la medicina.

 

Los Cinco Elementos son: Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua.

 

Estos cinco procesos describen los cinco órganos principales de la medicina china y sus características o funciones. Por ejemplo, cuando un terapeuta oriental dice que hay una deficiencia en la Madera, en realidad, quiere decir que el Hígado y la Vesícula Biliar funcionan mal, están dañados o débiles. Por otro lado, si dice “hay un exceso de Fuego en el Pulmón”, significa que hay una infección respiratoria.

 

Lo que pretendo es explicar que los Cinco Elementos o Procesos, no son otra cosa que formas simbólicas de describir un fenómeno, con el propósito de comprender sus características.

 

Los Cinco Elementos tienen dos ciclos normales:

 

1. Ciclo de generación o madre-hijo

2. Ciclo de control

 

El Ciclo de Generación es el que hace que un elemento ayude o fortalezca a otro por orden. Siendo el siguiente:

 

Madera ayuda a Fuego

Fuego ayuda a Tierra

Tierra ayuda a Metal

Metal ayuda a Agua

Agua ayuda a Madera

 

 

El Ciclo de Control es el que hace que un elemento regule a otro, por éste orden:

 

Madera controla a Tierra

Tierra controla a Agua

Agua controla a Fuego

Fuego controla a Metal

Metal controla a Madera

 

Aparte de estos dos ciclos normales, existen dos ciclos patológicos o anormales:

 

1. Ciclo de Invasión

2. Ciclo de Rebelión

 

El Ciclo de Invasión es el Ciclo de Control cuando se ejerce un exceso de fuerza, ya sea por exceso del controlador o por debilidad del controlado.

 

El Ciclo de Rebelión es cuando el elemento que debería ser controlado es demasiado fuerte y se “rebela” contra el elemento que debería controlarlo, ya sea por debilidad del controlador o exceso del controlado.

 

Para entenderlo mejor, en la Medicina Oriental, el cuerpo tiene cinco órganos principales que son fuentes de energía y controlan varias funciones y estructuras. Los cinco órganos son representados por los cinco elementos:

 

1. Corazón - Fuego, que incluye Intestino Delgado, Pericardio, Triple Calentador (tres funciones y/o partes del cuerpo) y que controla los vasos sanguíneos, la mente (las fuciones cerebrales), el sistema nervioso, el sudor, el aspecto del rostro y la lengua (habla). Al Corazón le afectan las emociones extremas, por ejemplo, la euforía y el calor. Su zona típica de dolor es el pecho.

2. Bazo – Tierra, que incluye Estómago y Páncreas, controla los músculos, el proceso de digestión y extracción de nutrientes, el metabolismo de los líquidos, se manifiesta en la boca, labios y es fácilemente afectado por la humedad, la preocupación y el exceso de pensamiento. El Bazo-Estómago rige la energía llamada “post-natal”, o la nutrición. Su zona de manifestación de dolor es el estómago, pecho y rodillas.

3. Pulmón – Metal, que incluye el Intestino Grueso, controla la piel, la nariz, la difusión de los líquidos a la superficie y la diurésis hacia el Riñón. A su vez, gobierna la defensa ante los patógenos externos, la respiración y la energía de todo el cuerpo. Al Pulmón no le gusta la sequedad ni la tristeza. El dolor torácico y de hombros pueden indicar al Pulmón.

4. Riñón – Agua, que incluye la Vejiga y los órganos reproductores, controla el cabello, huesos, médula, el oído y los orificios inferiores (uretra y ano). El Riñón almacena la “esencia” o energía heredada de nuestros padres y que rige el desarrollo y evolución vital. Los problemas óseos, urinarios y sexuales, además del dolor lumbar son signos de Riñón. Al Riñón le afecta el frío y el miedo.

5. Hígado – Madera, que incluye la Vesícula Biliar, controla los tendones y articulaciones, la vista y las uñas. Es un “filtro” orgánico y afecta a la digestión y las alergias. Le afecta la rabia y el resentimiento y el viento (manera simbólica de decir que la sintomatología del Hígado causa signos de movimiento, cambio y afectan a la parte superior del cuerpo). Los flancos son su zona de dolor.

 

 

Por tanto, los antiguos nos legaron un un tesoro de experiencia basada en la observación, que nos facilita la evaluación y la solución de muchos problemas que afectan a nuestro bienestar físico y emocional.

 

En el Chikung, existe un ejercicio que se atribuye al gran doctor HuaTo, uno de los patriarcas de la Medicina China, que fue, aparte de maestro, acupuntor, fitoterapeuta y cirujano hace dos milenios:

 

EL JUEGO DE LOS CINCO ANIMALES

 

Huato observó que el flujo de energía en cada uno de los cinco órganos principales, producía ciertas manifestaciones externas que revelaban el estad de salud de los practicantes, a partir de lo que pudo diseñar ejercicios para restablecer la armonía natural del sistema, o sea, la salud natural que proviene de que los cinco órganos o fuentes principales que procesan la energía vital estén en equilibrio.

 

Vamos a usar unos ejemplos sencillos para entender todo lo dicho:

 

Una persona se queja de que se le hincha el abdomen, tiene diarrea a menudo, está muy cansada y nota las piernas y los brazos “pesados”, está preocupada y tiene un tono amarillento en la cara con los labios muy pálidos. A partir de los síntomas, sabemos que el problema está en la debilidad de la Tierra-Estómago-Bazo. Siguiendo el Ciclo de los Cinco Elementos, sabemos que podemos ayudar al Estómago a través del Corazón-Fuego, así se le puede recomendar que haga ejercicio para mejorar la circulación, que haga cosas para levantar el ánimo, por ejemplo ver comedias en el teatro, y que incluya una dieta suave y ligera, con alimentos de carácter caliente en su dieta para ayudar a su digestión (pollo, cremas de patatas, zanahoría o calabaza, infusiones de jengibre, etc...).

 

Otra persona se queja también de mala digestión, tiene ardores, dolor gástrico, pero además está muy estresado, se enfada fácilmente y le duele la cabeza, también le duelen la articulaciones y tiene hipertensión. A partir de todo ello, podemos ver que hay signos en el Bazo-Estómago-Tierra, pero en realidad el problema es una “Invasión” del Hígado-Madera. En éste caso, se podría usar el Pulmón-Metal (que es quien regula a Hígado), evitando comidas fuertes y calientes, alcohol y excitantes. Se le podría enseñar a relajarse y aconsejarle paseos por la naturaleza donde podrá calmarse y respirar aire más limpio.

Categorías: Ninguna