ESCUELA SHAOLINBCN 

KUNGFU - TAICHI - CHIKUNG - ZEN   

BLOG

Chikung: Levantar el Cielo

Publicado el 7 Ee marzo Ee 2019 a las 6:30

Levantar el Cielo

Levantar el Cielo es el primer ejercicio que se enseña en nuestra escuela Shaolin Wahnam y uno de las técnicas Chikung más maravillosas, tanto para principiantes como para maestros. En muchas otras escuelas de Chikung se encuentra el mismo ejercicio aunque con variaciones.

Usando la terminología tradicional se dice que Levantar el Cielo armoniza el triple calentador, que es una forma simbólica de decir que regula todas las funciones orgánicas importantes para obtener buena salud.

Es el ejercicio muy útil para practicar diariamente como fundamento.

Para empezar, póngase de pie con los pies paralelos y bastante juntos pero no pegados. Relájese, despeje la mente de pensamientos y sonría desde el corazón. Como siempre todo esto debe llevarlo a cabo suavemente y sin preocuparse.

Coloque las manos con las muñecas dobladas y los dedos mirándose delante del cuerpo, brazos estirados. Mire las manos y levante los brazos hacia delante y arriba mientras sigue el movimiento con la mirada e inspira suavemente.

Al llegar arriba estire un poco los brazos, empujando con la base de las palmas, como si estuviera levantado el cielo pero sin hacer ninguna fuerza. Haga una pausa de unos dos segundos reteniendo la respiración.

A continuación baje los brazos horizontales a los lados del cuerpo, relajadamente mientras deja que salga el aire con la boca abierta.

Quédese relajado con los brazos colgando a los lados unos dos segundos y vuelva a repetir todo el proceso. Repita entre 10 y 20 veces.

Cuando acabe, relájese, cierre los ojos y permanezca tranquilo, en unos instantes notará que el cuerpo empieza a mecerse impulsado por el flujo de energía que ha generado con el ejercicio, disfrute de esa agradable sensación durante un rato. En esos momentos la energía está trabajando por su bien sin que tenga que hacer usted nada, ¡solo déjese ir y disfrute! Si no nota ningún movimiento, no se preocupe, simplemente, permanezca y relajado.

Finalmente deje que el movimiento pare poco a poco, Quédese de pie unos segundos y para acabar la sesión frótese las manos y de un ligero masaje a su cara, después camine unos 30 pasos.

Categorías: Ninguna