Cesta
Tu cesta está vacía
Cantidad:
Subtotal
Impuestos
Envío
Total
Se ha producido un error con PayPalHaz clic aquí para intentarlo de nuevo
Celebrar¡Gracias por tu confianza!En breve deberás recibir una confirmación de pedido de Paypal.Salir de la cesta

BLOG

BLOG

DISPERSAR LA GRAN DUDA

Publicado el 12 Ee mayo Ee 2021 a las 4:55


DISPERSAR LA GRAN DUDA

Wong Kiew Kit (traducido y adaptado por Daniel Pérez, imagen cortesía de "café" en pixabay)

Sabemos que todo está compuesto de átomos, y éstos, a su vez, están compuestos de electrones y protones, que a su vez están compuestos de partículas subatómicas más pequeñas...y sabemos que en realidad, el átomo está vacío en un 99%. Lo que significa que todo lo que experimentamos en nuestra vida cotidiana está vacío aunque nos parezca sólido.

 

Cuando estamos inmersos en un ejercicio de chikung, como resultado de una entrenamiento continuado, nuestras condiciones y percepción pueden cambiar, y si cambian, también lo hace la realidad. Por ejemplo, puedes sentir la energía de otra persona, cuando antes no podías. Cuando estos cambios no están muy alejados de las experiencias cotidianas de la gente normal, no tendrás mucha dificultad para aceptarlos. Pero si los cambios son extremos, por ejemplo, revivir vidas pasadas o ver tus órganos internos, puede que te vuelvas un poco escéptico, cuestionando si se trata del producto de tu imaginación.

 

En realidad, cuando percibes de la forma habitual y cuando percibes los fenómenos a otros niveles, estás percibiendo la misma realidad, pero a distintos niveles de desarrollo. Para las personas normales, estos sucesos son extraños, pero para aquellos que los comprenden, son signos de que estás de camino a tu fuente original, a Dios.

 

El propósito de estas experiencias es que tengas un vislumbre del camino de vuelta al Origen, y puedas decidir si estás listo para el viaje. El camino todavía será muy largo, pero el el viaje más noble, y la eventual llegada al Reino de Dios es el mayor logro que pueda alcanzar cualquier ser. Pero no debe haber prisa. Si uno no está preparado, es mucho mejor retrasar el viaje y prepararase de forma adecuada primero. También es reconfortante darse cuenta de que aunque el gozo eterno se encuentra en el Reino de Dios, nuestra casa mortal también puede estar llena de alegría.

Algunas personas, debido a su ignorancia, piensan que volver al Origen o Dios, es morir. Realmente, no podemos morir, sólo cambiamos nuestro cuerpo físico. De hecho, a otro nivel, podríamos decir, respaldados por la ciencia, que nuestro cuerpo físico está cambiando en todo momento. Cada vez que exhalamos, millones de células muertas son expulsadas, y cada vez que inhalamos, nacen millones de nuevas células. Literalmente, en cada instante, millones de partículas subatómicas que forman nuestras células, están fluyendo dentro y fuera de esa línea imaginaria, aunque muy familiar para nosotros en nuestra realidad cotidiana, que llamamos nuestra piel.

Una de las primeras tareas de cualquier viaje espiritual es dispersar la “Gran Duda”. Esto no se consigue con una comprensión intelectual, como las explicaciones que acabo de dar, si no a través, de la experiencia personal directa. Todo cultivo espiritual, igual que ocurre también con el entrenamiento de chikung y kungfu, es experimental; sin la experiencia directa, incluso las enseñanzas de los más grandes maestros, son sólo palabras vacías.

 

 

 

Categorías: Ninguna

0