Cesta
Tu cesta está vacía
Cantidad:
Subtotal
Impuestos
Envío
Total
Se ha producido un error con PayPalHaz clic aquí para intentarlo de nuevo
Celebrar¡Gracias por tu confianza!En breve deberás recibir una confirmación de pedido de Paypal.Salir de la cesta

BLOG

BLOG

EL MICROUNIVERSO EN EL CHIKUNG Y LA MEDICINA CHINA

Publicado el 28 Ee abril Ee 2021 a las 10:50


UNA CITA SOBRE EL “PEQUEÑO UNIVERSO “ EN LOS CLÁSICOS DE MEDICINA CHINA

 

Daniel Pérez

 

El “Pequeño Universo”, también conocido como “Órbita Microcósmica”, es tanto una técnica como un logro en el Chikung y la alquimia interna Taoísta.

Se dice que “si abres el Pequeño Universo”, superas 100 enfermedades”, que es una forma poética de resaltar que la persona que logra el “Pequeño Universo”, goza de una salud radiante.

Por eso, en las artes internas, como el chikung y el kungfu (incluyendo el taichi), la consecución de éste logro era muy apreciada y celebrada.

 

Hay dos meridianos o canales de energía que nutren al resto de canales, y por ello, son considerados los más importantes. Mientras la energía fluye por esos dos canales, estamos vivos. Esos dos canales conforman el “Pequeño Universo” o “Pequeño Circulo Celestial”.

 

Para poder afirmar que has logrado el “Pequeño Universo”, es necesario experimentar una circulación abundante y vigorosa de energía de forma continua, mucho mayor que en el caso de una persona normal.

 

El “Pequeño Universo” es tanto una técnica avanzada de chikung, como un logro o resultado de una larga práctica correcta.

 

Yo ya llevaba 20 años practicando artes internas cuando estudié Medicina Oriental, y no me sorprendió cuando me encontré con la siguiente cita que describe el proceso del “Pequeño Universo” en un libro sobre acupuntura (hay que tener en cuenta que el lenguaje es un poco arcano, ya que estaba destinado a practicantes ya inciados):

 

 

“El Vaso Concepción, (Ren-mai) y el Vaso Gobernador, (Du-mai), son dos meridianos que se accionan por la misma razón. Cierra los ojos, la boca, los oídos. A través del ojo controla y observa la mente. Inspira despacio y después guarda en el hipogastrio, en la zona de Dan-tien (campo de energía), sigue el ascenso a través del Vaso Gobernador, cruza por la cabeza y, sin detenerse, continúa su descenso por la zona del Vaso Concepción. Si se va repitiendo esta forma con el Vaso Concepción y el Vaso Gobernador, dos meridianos al igual que un anillo, y no se rompiera el movimiento de bajar por el frente y por detrás ascender, con la mente clara como un espejo, al igual que el agua tranquila, y el cuerpo que parece como una jarra vacía, con esta práctica continua, los nueve orificios están bien abiertos y los canales están en buena circulación. Habrá muy buena salud”

Categorías: Ninguna

0