Cesta
Tu cesta está vacía
Cantidad:
Subtotal
Impuestos
Envío
Total
Se ha producido un error con PayPalHaz clic aquí para intentarlo de nuevo
Celebrar¡Gracias por tu confianza!En breve deberás recibir una confirmación de pedido de Paypal.Salir de la cesta

BLOG

BLOG

PRINCIPIOS SHAOLIN PARA VIVIR MEJOR

Publicado el 15 Ee marzo Ee 2021 a las 9:40


Durante el día a día, hay innumerables momentos para sentirte contento de estar vivo


 

 

 

Daniel Pérez: Principios inspirados por la rica filosofía del Budismo, Taoísmo, Medicina China y la tradición Shaolin

 

 

 

Introducción:

 

 

 

A partir de mi experiencia, he podido constatar a lo largo de los años, que casi todos los problemas en la vida, incluyendo la mayoría de las enfermedades, se generan en la mente.

 

 

¿Qué podemos hacer para vivir una vida más plena, para vivir en armonía durante éste corto espacio de tiempo, que transcurre entre la vida y la muerte?

 

 

¿Qué puede hacer una persona enfermapor sí misma, en lugar de lamentarse o descargar su responsabilidad en los médicos?

 

 

Ahora, voy a enumerar ciertos principios, basados en mi propia experiencia y también en la inspiración de grandes maestros y la sabiduría oriental. Por tanto, no es que yo sea más listo que cualquier otra persona, al contrario... es sólo que he descubierto cosas que, seguro que otros ya sabían, o que son el fruto de grandes mentes...y que comparto para el bien de todos los que quieran ponerlas en práctica.

 

 

1. HUMOR

 

Tomarse las situaciones de la vida con buen humor es un signo de salud mental, ya que es la capacidad de ver todo con buen ánimo, incluso en las situaciones difíciles.

 

 

2. DISFRUTAR DE LO QUE TIENES

 

En lugar de estar preocupados por lo que nos falta, ¿porqué no apreciar lo que ya tenemos?...

 

 

3. MODERACIÓN

 

Todo exceso, ya sea en la comida, bebida, descanso, ejercicio, sexo, trabajo, etc...es una puerta de entrada a la enfermedad.

 

 

4. EVITAR LA IRA Y LAS EMOCIONES FUERTES

 

La rabia y el resentimiento, incluso aunque puedan ser legítimos en algunos casos, no hieren a la gente que te ha hecho daño, sino que destruye a la misma persona que lleva consigo la carga de la ira.

 

Las emociones fuertes, ya sea euforia, miedo o tristeza, son normales, pero deben ser pasajeras, de lo contrario, si se mantienen mucho tiempo en nosotros o bien son demasiado intensas, causarán problemas en los órganos internos.

 

 

5. NO OBSESIONARSE CON LA ENFERMEDAD

 

Cuando a una persona le diagnostican una dolencia grave, o bien una dolencia crónica, es muy habitual que pase los días lamentándose en su desdicha. Pero precisamente, esa actitud, perpetúa el estado de enfermedad y dificulta que nuestra energía vital pueda restaurar el estado natural de salud. Por tanto, es bueno intentar vivir el día a día con ánimo, a pesar de las circunstancias adversas, ya que éstas son temporales.

 

 

6. MANTENER LA CALMA

 

Es más importante intentar mantener la calma en la vida cotidiana, que buscar un momento de escape para relajarnos. Con calma, podemos enfrentar los problemas y responder a retos de la vida, con más coraje y acierto. De hecho, tal como nos enseña la tradición del Zen, una persona demuestra su nivel espiritual en la vida cotidiana, ya que muchas personas que afirman haber conseguido logros en la meditación o estados trascendentales, son incapaces de mantener su serenidad en los conflictos mundanos, por lo cual, vemos que sus logros son falsos.

 

 

7. PERDONAR

 

Es muy importante saber perdonar a los que nos han hecho daño. “Perdonar”, no significa que vayamos a dejar que esa misma persona u otras, nos hagan daño de nuevo. Podemos defender nuestra integridad física, emocional, mental y moral. Tenemos el derecho y la obligación de hacerlo, pero tenemos también que dejar ir los agravios y rencores del pasado, para que no nos dañen y podamos vivir felices. El “perdón”, beneficia a quien perdona, no a quien es perdonado.

 

También tenemos que perdonarnos a nosotros mismos si hemos hecho daño a alguien, siendo conscientes de que vamos a intentar repararlo...o al menos, rectificar nuestra conducta. A veces, podemos cometer errores, de nuevo, es normal...pero poco a poco, iremos incorporando más rectitud en nuestra conducta.

 

 

8. ELIMINAR LAS CAUSAS, NO LAS CONSECUENCIAS

 

Como ya nos decía Bodhidharma. el gran patriarca Shaolin y Zen, todo lo malo que nos sucede es el resultado del karma pasado. Por ejemplo, si sufrimos una enfermedad, lo que estamos padeciendo son una serie de signos y síntomas que queremos erradicar. Pero en realidad, las raíces están en estilos de vida malsanos, emociones negativas, etc...

 

Dicho de otro modo, podemos sembrar semillas de bienestar en lo que hacemos ahora mismo, ya que en el “ahora” , están las causas de lo que nos traerá el futuro.

 

 

9. AGRADECER

 

Igual que sucede con el perdón, ser agradecido con quien nos ha tratado bien, nos ha enseñado, cuidado o ha colaborado con nosotros, nos beneficia más a nosotros mismos que a quienes reciben nuestro agradecimiento.

 

 

10. MORALIDAD

 

Vivimos en unos tiempos de cambio, en los que se intenta imponer una sociedad amoral, donde todo es relativo, el género, los valores, etc...Pero una sociedad en la que reina un relativismo y materialismo absolutos, no puede tener salud. Podemos ver los frutos de ello en la epidemia de violencia, división, degeneración y en la salud mental de la población.

 

Una familia, ciudad, nación o colectivo sin moralidad, está condenada a la división, la degradación, el conflicto y el sufrimiento.

 

 

11. MODERAR LOS DESEOS

 

No hay nada malo en tener deseo. Deseo de mejorar, deseo sexual, inquietud intelectual, etc..lo malo es cuando los deseos interminables, egoístas y que nunca están satisfechos, impiden vivir el presente con bienestar y nos conducen a agotar nuestra energía vital con consecuencias negativas para nuestra vida.

 

 

12. SER INDIFERENTE A CRÍTICAS Y HALAGOS

 

Es bueno escuchar las criticas constructivas, de hecho, te enseñan más sobre tí que escuchar alabanzas. También es correcto alegrarte cuando te halagan. Lo que no es bueno, es dejar que las críticas nos paralicen, destruyan nuestra autoestima o que nos saquen de nuestro centro. El control de tu vida es tuyo, no debes buscar la aprobación de nadie, ni rebajarte ante nadie.

 

Lo mismo ocurre con las alabanzas, debemos aceptar las que son sinceras y no buscan nada de tí, ningún provecho egoísta. Si nos volvemos arrogantes o narcisistas, no sólo arruinamos nuestro desarrollo personal y espiritual, sino que estamos siendo dependientes de las opiniones externas.

 

 

14. DIGNIDAD

 

Las personas que siempre se están quejando de los defectos y ofensas de los demás, suelen estar proyectando lo que ellas mismas son. La dignidad no es sólo una cuestión de consideración hacia otros, también es una actitud de respeto hacia uno mismo, no permitiendo abusos por parte de otras personas. Personalmente, yo me pregunto más a menudo, no porqué hay personas que hacen la vida difícil a otros, sino porqué algunos permiten que otros les fastidien sin protegerse o defenderse. La dignidad no es un derecho, es también una obligación, la obligación de intentar preservar tu cuerpo y tu mente mientras estés vivo.

 

 

15. CHIKUNG, TAICHI, KUNGFU

 

Los grandes maestros del pasado han desarrollado artes fabulosas, que nos ayudan a mejorar todos los aspectos de nuestro ser, que en la Medicina China, llamamos, Jing, Chi y Shen o cuerpo, energía y espíritu, respectivamente.

 

Dedicar tiempo a aprender de profesores competentes y después practicar de forma correcta y regular, alguna de éstas disciplinas, influye en todos los aspectos de nuestra vida y se convierte en un camino espiritual que da sentido a nuestra existencia.

 

 

16. HORARIOS REGULARES Y HÁBITOS SALUDABLES

 

Es un hecho irrefutable que levantarse temprano y no acostarse demasiado tarde, ayudará a mantener tu salud y vitalidad.

 

Otros hábitos recomendables son:

 

Tras enjuagarte, beber una vaso de agua templada en ayunas por las mañana.

 

Evitar influencias negativas, ya sea de los medios, mala compañías o incluso ideologías o manifestaciones culturales que vayan en contra de la vida o el sentido común.

 

Evitar el sedentarismo, hacer ejercicio, yoga, caminar por el bosque o un parque, moverte un poco de forma suave tras las comidas.

 

 

17. LA ENFERMEDAD COMIENZA EN LA MENTE

 

La tensión constante y también los malos pensamientos, son semillas que crearán los problemas más adelante, por ello, debemos considerar a nuestras intenciones y pensamientos, como las causas de los problemas, y corregirlos antes de que se conviertan en sus efectos, en lugar de al revés, intentar eliminar los efectos o consecuencias sin cambiar las causas.


 

 

 

 

 

Podemos aprender mucho de la dignidad, naturalidad y compostura de los animales

Categorías: Ninguna

0